Diario de Yuna día 10

Día 10:
Nos levantamos temprano para seguir con nuestra travesia, pero nada mas dar unos pasos descubrimos que habíamos acampado justo a las faldas de la mencionada torre.

  • Y que se supone – dijo Game Life en el momento en que llegamos a la torre – que grite para que una rubia me lance su melena y trepe, porque no se como rayos vamos a subir.
    Y en su arrebato de locura se recostó contra la pared donde al parecer había un interruptor oculto detrás de un ladrillo. Una puerta se abrió a través de la pared mostrando un pequeño ascensor. Los dotes de este chico me sorprenden cada dia mas, sin dudas hice bien en llevármelo conmigo para este viaje.
    Solo había 3 botones, Game Life apretó el segundo por curiosidad a mitad de camino, pero me guardare los datos de lo que había en esa habitación.
    Cuando por fin llegamos al ultimo piso de la torre, tuve que taparme la nariz con urgencia. Un olor repugnante colmaba la habitación, sudor viejo, ropa sucia, putrefacción, polvo. Las telarañas colgaban de muchos rincones, el suelo era una trampa constante, donde no había un charco de refresco alrededor de enchufes y extensiones eléctricas, había comida o lo que se suponía que en algun momento lo fue emanando gases toxicos, bolsas de plástico con contenido indescifrable, cables enredados, montones de ropa y cúmulos de papeles arrugados de cualquier tipo. Siguiendo el rastro, llegamos hasta un sofá, donde rugía… o roncaba de manera exorbitante. Este ser se encontraba acurrucado en un nido creado por bultos de ropa, cajas de discos de juegos, sobres de aperitivos rápidos y pomos de gaseosa sin finalizar.
    Despues de un intercambio de miradas, decidimos despertar a ese ser para poder acercarnos al paradero de Lucien. Pero algo no estaba dentro de nuestros cálculos, que este ser despertaría y nos confesaría la horrible verdad de que él era a quien buscábamos, que al parecer se habían equivocado con la descripción, que no era una “ella” si no un “el”. Nos mostró su identificación como elfo gamer, después de apartarse del mundo élfico por no encajar allí se retiró.
    Realmente mis ojos no podían creer lo que veían, un elfo es delgado y sexy, pero ese tipo de delgado no tenía nada, y de lo otro menos. Se podía oler la vagancia proveniente de el a kilómetros.
    Le entregamos la carta de Lusian, la cual de pronto transformó en tres barriles de cerveza, los cuales lanzó sin piedad por la ventana. Cuando nos asomamos, un emisario de los Lunar Knights esperaba abajo con una carreta, y antes de retirarse con un gesto nos agradeció.
    Lucien nos comento que hacia ese tipo de favores con tal de pagar su conexión a internet, era el único uso útil que podía encontrarle a su magia.
    Ya sin mas nada que hacer, Game y yo nos retiramos del lugar, con la esperanza de que al menos despertáramos de este sueño tan bizarro. Pero al llegar la noche nos dimos cuenta de que era la cruel realidad. El lado positivo es que salimos con un collar cada uno de edición limitada de un reconocido juego de rol, fue el detalle del elfo para recompensar nuestro viaje, y para cerrarnos la boca con respecto a la habitación del piso intermedio. Será un buen recuerdo.
    LOGRO DEL DÍA: Conocer a Lucien, el elfo retirado hikkikomori.
    Apuntes extra: Un elfo es capaz de convertirse en un trol si se le suminstra comida ilimitada y en igual cantidad una conexión a internet.

8 thoughts on “Diario de Yuna día 10

  1. Jajajaj con internet ilimitado cualquiera se vuelve, un elfo no, un joker mitad murcielago, de no pegar un ojo, en decadas de conexiónes free jajajajajaajajaj en cuanto a el desperdicio y puercada que tenia ese elfo XD inesesario me imagino un mando a distancia de PlayST lleno de mugre y migas por todos lados jajajajaj Nada que yo le llamaría la Torre del etanól Salu2s Manu…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *