Día 13.1

Día 13.
Game Life no paso mucho trabajo para encontrar otra vez a Velina armando escandalo en un bar, mientras que su hermano le trataba de calmar. Con algo de prisa logro hacerles entender la seriedad del asunto.
La chica que lleve a la isla de los Ryutetsu tan solo hace unos días? – dijo Velina mientras se encaminaban al barco – Ella es muy buena chica, no puedo creer que la hayan secuestrado y llevado a Lichtlos. Romeo adelantate y enciende los motores, quiero que nos estemos yendo nada mas pongamos un pie en ese cacharro.
Si hermana! – dijo Wifreman mientras se mandaba a correr en dirección al navio.
Game Life no podía quitarse de encima el sentimiento de culpa por lo que le estaba ocurriendo a Yuna. Habia que salvarla pronto, no fuera a ser que llegaran demasiado tarde.
He oído bien? – dijo un chico que aparecio de repente – dices que la llevaron a Lichtlos?
Si… y tu eres? – preguntó Game Life.
El, pedazo de tonto, es posiblemente la persona que mas te pueda ayudar en este momento en la búsqueda de esos dragones – dijo Velina dándole un coscorrón a Game Life – El es MysteryMan, quien acompañó a Yuna al viaje a la isla. Muestra algo mas de respeto.
Tranquila Ve, no pasa nada, no creo que necesitemos formalidades – dijo Mystery – Un placer.
Ya habían llegado al muelle cuando de pronto Velina se detuvo firmemente y vociferó
Wifreman! Ya esta todo listo? – dijo provocando que Game y Mystery se tapasen sus oídos.
Todo listo hermana, ya podemos irnos – respondio Romeo
A mitad del viaje, Game Life tropezó con alguien en la cubierta que andaba a hurtadillas. Un pequeño chico se escondio detrás de unas tuberías.
Oye tranquilo – dijo Game – No pasa nada, no tienes por que …. – pero tuvo que callarse al observar esos brillantes ojos color cielo – Tu! Tu! TU! Eres el chico que mencionaba Yuna!
Aoi Sora asintió sin decir una palabra.
Soy amigo de ella – dijo Game – estamos en una misión peligrosa para rescatarla, no deberías estar aquí chico.
Pero Aoi Sora negó con la cabeza sacudiendo su cabello con cada giro, Game no pudo evitar reírse.
Vale, puedes venir con nosotros a rescatarla – dijo Game provocando que los ojos de Aoi Sora brillasen con intensidad.
Gracias – dijo abalanzándose sobre Game Life de repente.
Ok, ok no hay porque ponerse asi tampoco – dijo Game quitándoselo de encima –no es para tanto. Pero mientras estemos donde los dragones tu debes quedarte en el barco.
TIEEEERRA A LA VISTA! – se le oyo gritar a Wifreman desde lo alto de un mástil.
Romeo bajate de ahí y deja de hacer el payaso, por el radar sabemos que hay tierra – regaño Velina.
Cuando Game volteo la vista hacia donde había dejado a Aoi Sora, noto su repentina desaparición, pero eso no era por lo que debía preocuparse en ese momento. Habían llegado a tierra y hacia falta buscar a los Ryutetsu. A pesar de lo mucho que se demoró Yuna la primera vez, esta llegaron mucho mas rápido gracias a la ayuda de Mystery que ya conocía el camino.
Pero, cuando llegaron al nido de dragones, estaba vacío.
No puede ser – dijo Game protestando – ahora que vamos a hacer?!
Es extraño, se habran asustado o algo similar? – dijo Mystery
No lo creo – respondio una chica completamente vestida de rosa con una capucha con orejas de coneja. De ella sobresalían unos flecos de color rojo brillante que resaltaban sus brillantes ojos azules – Sasuri y el resto tuvieron que ir a una reunión importante al parecer.
Lizzy – dijo Mystery – Que suerte que encontramos a alguien, necesitamos tu ayuda con urgencia.
Game se le interpuso a Mystery
Yuna fue secuestrada y llevada al Monte Lichtloss – dijo a todo pulmón – necesitamos que nos lleves allí lo mas pronto posible por favor.
Yuna… – dudó por un instante Lizzy – esta bien, iremos.
Lizzy tomo su forma dragón y les indicó que montaran a su lomo. Sobrevolaron el barco de Velina quien les hacia señas deseándoles suerte.
Hermana – le llamo Wifreman – ¿Qué estas haciendo?
Despidiendome obviamente – dijo Velina.
Pero alla arriba no hay nada – respondió el.
Velina lo miró, miro a Lizzy en el cielo, volvió a mirar a Wifreman y se encogio de hombros.
Volvamos a Mare.

One thought on “Día 13.1

Responder a gamelife2 Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *