¿φάντασμα?

Me despertó el sonido de un mensaje. Bostecé, mirando hacia el monitor parpadéate con una cara, supongo, típica de alguien al que se le despierta a las 3: 13 am. Me tome el último sorbo de cerveza que quedaba en una de las botellas al lado de mi cama. Se encontraba ya bastante caliente (supuse que había transcurrido mucho tiempo desde que la había dejado allí) por lo que intente recordar cuando me había quedado dormido, hice memoria: puse a bajar un juego (japonés y medio clandestino, del tipo que cuenta con Lolitas por un lado y tentáculos por el otro) a eso de la una. Y como como tardaría ¨al menos¨ otra hora (mi conexión no era la mejor, pero resultaba aceptable considerando que me colgaba del inalámbrico de los vecinos) me tire a la cama y espere. Ni siquiera me había bañado aun y mi Suéter olía de forma un tanto especial si es que así se le puede llamar, en fin…

Decidí averiguar quién me buscaba a esa hora. No sería alguna urgencia, me dije, o hubiera marcado al teléfono. Nadie faltaba en la casa puesto que vivía prácticamente solo con mi madre que me visitaba de vez en cuando y casualmente se encontraba ese día. Quizá fuera alguna de las ¨veinte¨ desconocidas que había añadido a mi cuenta luego de enamorarme de su foto de perfil. Aunque la verdad las conversaciones con esas chicas rara vez funcionaba y por ¨rara vez¨ quiero decir nunca. Utilizará las entradas que utilizará, así fueras sensible (¨hola, te ves lindísima en esa foto¨) o cómico (¨te pareces al amor de mi vida¨), ellas, si es que llegaban a responder decían siempre en menos de diez segundos ¨ ¿Quién eres?¨ ¨ ¿De dónde me conoces?¨ ¨ ¿Por qué no le mandas mensajitos a tú madre? ¨. Y a mi madre la llamaban, luego, de modos que perturbarían hasta a alguien que sufriera del síndrome de Klüver-Bucy [1].

Me quité los tenis cuyo olor inmediatamente opacaron el del suéter y coloque los pies en el suelo frío de la madrugada para despertar del todo, esperando lo que solo podría considerarse ¨un milagro¨. El pronóstico era tan ridículo que me reí. Abrí la ventana parpadeante. De repente unos fuertes latidos estremecieron mi cuerpo por unos largos cinco segundos el nombre de quien me buscaba era simplemente imposible: Carlitos.

Ya, ya sé que hay más de un millón de Carlitos, uno en cada familia, y que así se llama el lateral de la selección de fútbol, el novio de tú hermana y dos de tus primos. Pero éste cuyo nombre aparecía en lo pantalla de mi computadora, no podía ser Carlitos. Porque el único con ese nombre entre mis contactos era Carlos Reynoso, mi vecino y compañero de escuela de toda la vida siempre estuvimos en el mismo grupo.

Y aquella noche cuando el mensaje apareció Carlitos tenía un mes de ¨muerto¨.

CARLITOS

¿Estás, Ale? 3: 13 am

ALE

¿Quién coje*** eres? 3: 24 am

CARLITOS

Jajajaja 3: 26 am

Entonces se desconectó.

Me quede una hora allí sentado antes de darme cuenta que el suéter que llevaba puesto era, de hecho, suyo: la había olvidado en la casa en su última visita. Y de más está decir que ya no olía a nada relacionado con mi amigo.

Era una sudadera negra, amplia, con muchos bolcillos muy útiles. Pensé que ya no podría devolvérsela. Así que me puse a jugar el jueguito de los tentáculos con mucho afán.

Estoy seguro que después de eso ustedes tampoco habrían podido dormir.

Ahora que recuerdo ese día había sido como cualquier otro, salíamos Roberto y yo del trabajo que por lo que paga era algo parecido así como de medio tiempo, pero siempre terminábamos haciendo la jornada completa. Ah Roberto es otro de mis amigos pero no es como si su historia fuera tan importante en realidad es un tipo común con tan poca o menos suerte con las chicas q yo y con un único talento de abrir cosas si mi amigo podía abrir casi cualquier cosa. Nos enteramos, como era de esperarse por una vecina que siempre es una fuente más confiable que el noticiero, bien realmente no quiero hablar de eso, aquí lo importante es mi amigo Carlos el cual según la vecina se metió en una tumultuaria y recibió dos navajazos por la espalda. En la noche velaron a Carlos, claro, como es costumbre en estos casos todos lloraban buscando un culpable y santificaban a mi amigo de tal forma q hasta el papa hubiera afirmado q DIOS había descendido a la tierra para enseñarnos lo podridos q estamos todos. ¨El culpable¨?, imaginó, todos pensábamos lo mismo, no podía ser otro q su hermano apodado «The Blade« versión 2; obviamente nadie dijo nada, claro yo no fui la excepción lo único que hice al salir del velorio fue dar vuelta a la esquina y vomitarme encima, ese ambiente me dejo bastante mal (…)

  • ¡¡¡Pero, no pienso dejar que un anormal sin nada que hacer se haga pasar por mi amigo!!!

-(ya estoy más calmado) llame a Roberto quien cuando le explique la situación al principio solo pudo reírse sin parar, así que le colgué pero me regreso la llamada luego de un rato diciendo que por supuesto él también iba a ayudar(no le pregunte el porqué de su cambio de opinión, pero me hice la idea de que la curiosidad no lo dejaba dormir) y así quedamos de vernos esa noche frente a la fábrica abandonada donde murió el difunto, se preguntan porque no buscamos un rastreador o algo así (sinceramente fue uno de esos momentos que la adrenalina y la emoción te da por creerte el jodido Conan Edogawa; ahora que lo pienso detenidamente aún no logro comprender como mi**** termine así…).

Cuando llegue allí cerca de la 2:00 am, para mi sorpresa mi amigo se encontraba defecando en una esquina por lo que no pude evitar asustarlo y casi cae encima de su excremento, a lo que el respondió con un JODE… MIERD…me cago en tu ma…(en tanto yo no podía parar de reír mientras le decía: tu sí que eres el que esta cagado men jajaja…), luego intento justificarse diciendo que estaba nervioso y se le descompuso el estómago. Cuando ya me estaba recuperando(o sea dejando de reír) ♪♫♪♫ un sonido muy familiar pero ensordecedor me devolvió por completo a la realidad recordándome donde me encontraba, mire mi teléfono:

CARLITOS

Ale, sabía que vendrías aunque no esperaba a Robato, supongo que él también me consideraba su amigo 2:09 am

Robato era claro que hacía referencia a los malos hábitos de Roberto, terrible apodo, pero indudablemente producido por el ingenio del muerto. Así le había dado por llamarlo en los últimos tiempos. Tuve que responder entonces.

ALE

Carlinstein, ¿dónde estás?. 2:10 am

Pasaron cinco minutos de silencio, creo que hasta Roberto que nunca tuvo nada de creyente tubo sus dudas en ese momento. Aguantamos la respiración y tragamos en seco antes de leer su respuesta:

CARLITOS

En mi casa, mas importante Ale revisa en el interior de mi suéter, el lado derecho tiene un bolsillo oculto. 2:15 am

-(Pues claro!!!?????? en casa, después de todo en el otro mundo no deben de tener internet)

En ese momento me mire y vi que traía el suéter puesto. Lo revisamos y encontramos una nota en un pedazo de tela, intentamos mandarle más mensajes y llamar varias veces pero el móvil dio ¨inexistente¨.

La nota estaba borrosa pero sus instrucciones eran muy claras:

En la estación de trenes dentro del casillero 666 hay un video llévalo a la policía.

No lo dudamos ni 1 segundo, como todos los buenos adolecentes púberos fuimos guiados por la tentación del misterio que se cernía en nuestras manos, así fue como abrimos un video q nunca deberíamos haber visto; no fueron necesario ni 5 segundos para darnos cuenta de que se trataba de un vídeo snuff: primero salieron una pareja de niños que al parecer eran gemelos…luego…unos viejos de esos que miras y te dan ganas de vomitar…violaron y torturaron a los niños de forma tan miserable no sé..de verdad fue…xD (TTnTT)decidimos correr el video en busca la cara de Carlos, apareció a la 1:03 min salió gritando de un cuarto que al parecer estaba adyacente a ese, desnudo, con unas cadenas colgadas del cuello y marcas por todas partes, solo se le entendía una cosa -¨lo perforaste cabr…,lo perforaste¨- al principio no lo entendía muy bien pero luego de ver a los niños en el suelo mi reacción fue inmediata, el varón tenía las manos en su estómago lloraba de forma incontenible y le sangraba el ano; la niña estaba al lado; los dos estaban casi irreconocible no se parecían en nada a los niños del inicio del video era la escena más espantosa que avía visto en toda mi vida, Roberto no pudo evitar vomitar yo casi le sigo pero me contuve.

-Por detrás de mi amigo salió un negro no muy alto pero sí bastante fornido que grito ¨yo sí que te voy a perforar, so pedazo de…¨

Después de eso lo vimos caer al suelo ensangrentado, paramos el video y lo quitamos, ninguno de los dos estaba dispuesto a ver como desmembraban los cadáveres mientras hacían necrofilia con ellos.

Lo peor era preguntarse q clase de enfermo mental compraba esos videos (sentí la impotencia de no poder hacer nada en carne propia y por ese instante no pudo ser más mi deseo de que Kira existiera para que esos Hp murieran de la peor forma posible) me deje segar por la ira ¡¡quería matarlos a todos y cada uno de ellos!! -en serio no me importaba ir a la cárcel yo solo quería matar a todos los implicados-.

Mis instintos asesinos deben haberse descontrolados de manera alarmante ya que mi amigo que nunca fue muy perceptivo me dijo:

Olvídate de esa estúpida idea men tan solo vayamos a la policía como dice el mensaje – ¡si de verdad pensaban que ir a la policía lo resolvería todo, él y Carlos eran demasiado ingenuos!– es evidente que a la policía de allí poco le importaba que murieran unos ¨hijos de nadie¨ lo mejor que se podía espera de ellos era que pusieran unos de esos carteles que cuelgan en las paredes de ¨se busca¨ que poco le importaban a los transeúntes extenuados por su trabajos o con problemas propios aún sin resolver, para ellos la foto de mi amigo solo sería una más cubriendo la falta de pintura del lugar ; ¡!, esos carteles solo servían en momentos en los que te vienen las necesidades de segundo orden y te encuentras en medio de la calle sin nada de papel con que limpiarte a la mano. Para reconfortarlo le respondí:

-si lo mejor es hacerlo tal cual como pone la nota- e intente tranquilizarlo esperando con eso fuera suficiente para hacerlo ir a su casa, por supuesto yo no iba a dimitir en mi intento de venganza solo fue cuestión de esperar. En cuanto se marcho tome mi bate de beisbol, la navaja Châtellerault de mi madre, una monotof q prepare yo mismo y lo empaque todo en una mochila. No sabía quiénes eran los del video, pero estaba casi seguro de haber reconocido el tatuaje de uno de ellos; ¡eso es! fui al único lugar en donde podría aclararlo todo; la casa de Carlos, en cuanto llegue al lugar lo pude confirmar ese tatuaje le pertenecía ni más ni menos que al mismísimo The blade hermano del difunto, pero lo encontré en un estado completamente diferente a lo que uno imagina de un jefe de la mafia que trafica niños, lo mire no podía matarlo, ni siquiera estaba seguro si debía sentir odio por él, ante mis ojos se encontraba un trozo de carne que difícilmente se poda considerar humano, tenía rastros de tortura y violación en todas partes , inmediatamente me di cuenta, ¿era posible que el hermano de Carlos solo fuera una víctima más?, entonces, ¿quién le había hecho eso a Carlos y a su hermano?

-Golpe-

Un sueño –tengo frio-

-acaso estoy sudando, no, es agua- , mi cabeza resonaba como si tocaran una campana encima de ella, intente levantarme pero creo que la fuerza de gravedad conspiraba en mi contra y para colmo sentía un ruido ensordecedor llamándome Ale estas despierto, eh me escuchas, responde, no sé por qué pero moví la cabeza en gesto de afirmación, entonces esa voz algo familiar me dijo: tranquilo te voy a sacar de aquí.

Lo siguiente que recuerdo es estar en la cama de un hospital con mi madre a mi lado, la mire asustado (mi castigo seria digno de escribirse en la biblia, pensé) pero fue todo lo contrario solo se limitó a llorar mientras me abrasaba, tardo cerca de dos horas en eso, luego me dijo que descansara y yo simplemente me limite a obedecerle(como si se tratase de una orden del mismísimo Lelouch); intentaba comprender que es lo que había ocurrido, me fue imposible, quede dormido.

Cuando tome conciencia de mí mismo nuevamente Roberto estaba a mi lado – al fin alguien al que podía preguntar lo que ocurrido- , para mi sorpresa eso solo empeoro las cosas, mi amigo intento explicarme de la mejor manera que pudo (yo entendí bien poco): el padre de Carlos tenía un negocio de películas sniff, en el que obligaba a sus hijos a participar como mercancía. De cómo termine en el hospital solo me supo contestar: alguien te trajo, no?? le respondí:¿Carlos? Él me miro con cara de preocupación diciendo: pero si Carlos está muerto men. Intente preguntarle por los mensajes pero la negó todo como si nada de eso hubiese pasado, incluso me enseño el móvil (no tenía nada), finalmente desistí, Carlos fue vengado y yo solo quería regresar a mi vida normal, donde mi mayor preocupación era si me aceptaban o no mis solicitudes de amistad.

Luego de una semana regrese a casa lo primero que hice fue comprobar si tenia algún mensaje de Carlos, mi búsqueda fue infructífera (no había nada) todo lo relacionado con Carlos desaparecido.

Después de unos días se cerro la investigación por falta de pruebas debido a la muerte del único testigo (al parecer los que compraban los videos tenían eran personas muy influyentes) el padre de Carlos producto a ¨ circunstancias desconocidas¨; ese día simplemente diside olvidarlo todo. Pero…

CARLITOS

¿Estás, Ale? 3: 13 am ( me parecia estar viviendo un Déjà vu)

ALE

¿men, realmente eres tu, o todavia estoy soñando? 3: 16 am

CARLITOS

quien sabe men, eso es algo que solo tu puedes decidir 3: 18 am

(Definitivamente aquello me paresia bastante real, pero… solo podía ser un fantasma sino como se explica que Robato hubiese olvidado todo lo que ocurrió… espera realmente lo hizo solo existía una manera de averiguarlo).

ALE

¿entonces, ya todo acabo? 3: 21am

CARLITOS

eso párese; esta sera la ultima vez que hablemos… de verdad te quiero mes, pero es mejor que me olvides 3:23am

ALE CARLITOS

¿puedes? (respondio con algo de ironia)

ESPERA ¿puedo hacer una ultima pregunta? 3: 23am ¿puedes? (respondio con algo de ironia)

ALE CARLITOS

¿se pude saber si realmente eres un fantasma? 3: 25am si,puedes 3: 26am (pasaron 3 minutos, insistí)

ALE CARLITOS

y bien por qué no respondes? ya lo hice. Tú me preguntantes si podías saberlo, no si era un fantasma…

(SI, definitivamente esa era la logica aplastante de mi amigo). Entonces sin saber como todo mi pesar se fue y me quede dormido antes de ver la su respuesta.….

2 thoughts on “¿φάντασμα?

Responder a Lucy Krugger Zolev Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *