No hablan. Por ElectroZombie

-Cariño, ya volví.
El hombre llegó a casa, después de un arduo día de trabajo. Se dirigió a la cocina y allí estaba ella, su amada esposa, sentada tranquilamente en una silla frente al asado.
-Esto, cariño, creo que se te ha pasado un poco la comida, huele a quemado.
Él la miró fijamente, como intentando regañarla, pero al final no pudo sino darle un cálido beso en la frente.
-Bueno, no importa. Ya sabes que me encanta todo lo que haces, nunca diría que no a una de tus comidas, sobre todo si?
Se quedó en silencio por un momento, se había dado cuenta que algo extraño estaba pasando.
– ¡No me digas que aún estás molesta por lo del otro día! Ya te dije que sólo fue una mordidita. Además, sabes que no te dolió.
?
-Oh, vamos. Mi amor, no seas así. Tú sabes que yo haría cualquier cosa por ti, que sin ti me muero.
?
-Esa es mi chica, vamos, comamos y acostémonos a dormir. Hoy ha sido realmente un día muy largo. Es la primera vez que fui a trabajar en un tiempo, ¿sabes? Así que, que dices, crees que me merezco un premio por ello. Seguro que lo piensas, vamos, que hoy te voy a hacer la mujer más feliz del mundo.
La arrastró hasta la habitación en el segundo piso.
?
-Sabes, las cosas han estado un poco tensas en el hospital últimamente. Dicen que hay un loco por ahí que está robando cuerpos de la morgue. Verdad que hay gente que está muy mal de la cabeza, ¿cierto mi vida?
Él se fumaba un cigarrillo después de la cena mientras ella descansaba en un sofá cubierto con una sábana blanca.
-Dicen que ya han sustraído más de tres cadáveres, pero todavía no se encuentran pruebas.
Se levantó de la silla del comedor y se dirigió a la cocina por algo de picar.
-Voy a comer algo, quieres algo también.
Pero no hubo respuesta.
-Te veo un poco pálida los últimos días, si no comes nada te vas a convertir en una momia, jajaja.
Abrió la puerta del refrigerador y agarró algunas piezas, las insertó en una brocheta y comenzó a freír.
?
-Como te decía, aún no se ha encontrado al culpable y las desapariciones siguen aumentando.
La chica estaba acostada en una mesa, totalmente desnuda, sus ojos carecían de vida y empezaba a heder ya.
-Aunque supongo que nunca lo encontrarán, parece ser un tipo muy listo, jajaja.
?
-Sabes, es una pena, eras una de mis favoritas, pero nadie puede parar el paso del tiempo. Me divertí mucho, mi galletita.
?
– ¡No, no llores! Todo va a estar bien, seguiremos estando juntos para siempre, tú vas a ser parte de mí por toda la eternidad.
Se relamió los labios y encendió la máquina.
-Vamos a ver si tu sabor es tan bueno como el de las otras.
Agarró un cuchillo y cortó sus extremidades, rebanó su tronco en pedazos y cercenó su cerebro. Luego echó las partes en la trituradora de carne.
Mientras la máquina procesaba el material, él empezó a recoger los instrumentos.
-Es realmente una pena. ¿Por qué los muertos no hablan? Así sería más divertido.
Salió de la habitación y se dirigió a la sala.
-Hola mi niña, tranquila, la comida ya casi está lista.
Ella reposaba, sin vida, sobre una silla.

8 thoughts on “No hablan. Por ElectroZombie

  1. HOOOO!!! me gusto eso! mano tas tufe aunke me dio hambre, (y hay es cuando te preguntas ¿como te pudo dar hambre una historia asi?) no desayune me muero son casi la 01.00am

Responder a Electro-Zombie Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *