Reflejos. By ElectroZombie

Dios mío, por favor dame fuerzas para combatir a mis demonios, guíame por el buen camino y no dejes que el mal se apodere de mí. Oro por el bienestar de mi hija, que duerme en la cama a mi lado. Como todas las noches, es lo primero antes de dormir. Le doy un beso y apago las luces. Me acomodo en la cama y cubro mi cuerpo con la sábana, pegajosa por el calor. Mañana trabajo temprano.

 ***

Cierro los ojos. … Corro, sin mirar atrás, en un bosque pintado con el gris de las sombras más lúgubres. El color fue lo primero en morir cuando eso apareció. Desde entonces mi respiración se ha vuelto entrecortada. Me empuja, tropiezo con una raíz, caigo de espaldas. Al alzar la vista, es lo primero que veo. Me inmoviliza con su cuerpo y extiende sus manos con largas y afiladas uñas. Empieza a arañar mi pecho. No puedo ver su rostro, pero sé que está sonriendo.

– ¡Suéltame! ¡Aléjate! Mi pecho duele, duele…Sus manos se adentran en mi piel formando un sangriento agujero. Con todas mis fuerzas lo alejo, el golpe remueve la capucha de su cabeza.

-Dámela – Pronuncia en un tono escalofriante. Es mi rostro…Me doy la vuelta, corro. Me sigue de inmediato, repitiendo sin cesar:

– ¡Dámela! ¡Dámela!

Se acaba el camino, sólo queda agua. Un lago frente a mí. Ya no hay tiempo, se acerca.

– ¡No te la daré, es ella por quien vivo!

Grito, me embiste. Siento como la gravedad nos arrastra. Ambos caemos dentro del líquido. ¿Qué hago ahora? ¡No sé nadar! Siento como me ahogo sin poder hacer nada. Mis brazos no se mueven, entumecidos. La oscuridad se cierne sobre mí. Esa cosa está cubriéndome. -Por fin. ¡Por fin es mia! T… al……s…mía… Pierdo el conocimiento. 

***

Abro los ojos, pero no me levanto todavía. Me quedo un rato remoloneando en la cama, después de todo tengo toda una vida por delante. Un molesto niño grita.

– ¡Cállate! – Ordeno a todo pulmón, pero el llanto no cesa. Me levanto de mala gana. Me dirijo hacia donde yace acostado, pongo una almohada en su rostro, hasta que se calla

. -Tranquilidad al fin. Ya no puedo dormir. Ese molesto niño me ha quitado el sueño. Me miro al espejo de la habitación. Una lágrima corre por mi mejilla, pero no estoy triste. Sonrío al verme en el reflejo.

– ¡Comienza la diversión!

Autor: ElectroZombie

Edad: 18

5 thoughts on “Reflejos. By ElectroZombie

Responder a misteryshack Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *