Dia 6.1

6.1
He estado caminando durante media hora mas o menos y por ahora solo he encontrado un tentador arbusto de frambuesas el cual voy a atacar ahora mismo.
No me van a creer, menudo susto me he pegado, rebuscando en el arbusto me parecio ver la cola de una criatura, pero resulto ser la bufanda de un chico, que al igual que yo, acababa con la integridad del pobre arbusto. A él le pregunté sobre como llegar a los famosos dragones de la montaña, me miró algo asombrado, pero con una sonrisa natural me guio de camino a la cima.
Anduvimos cerca de media hora hasta que llegamos a una meseta, donde tras unas rocas de derrumbe se ocultaba una cueva. Me dijo que ahí adelante se encontraban los dragones que tanto buscaba.
– Por que te refieres asi a los de tu especie? –  me atrevi a preguntar
– Mi especie? De que hablas? No te entiendo? – respondio algo contrariado el chico.
– Se que eres, tu cola ha salido un par de veces por mas que intentes camuflajearla con tu larga bufanda – dije – es inevitable el que lo note.
– Sorprendente – dijo el tomando entonces su forma de dragon. Una figura imponente se manifestó ante mi haciendo sombra en un gran área a mi alrededor – Me presento entonces, soy Sasuri Ryutetsu, el menor de los Ryutetsu.
Definitivamente me fue difícil contener el grito de emoción al respecto, o sea tenia un enorme dragon en frente mio, con una linda bufanda azul XD
– Increíble – fue lo único que logre articular.
Retornando a su forma humana me comunico que era extraño el ver a un ser humano normal no huir despavorido a causa de su apariencia. Yo solo pude reir y decirle que andaba buscando a ese tipo de seres con tal de desvelar un misterio. De alguna forma se entusiasmo con mi discurso y me llevo al nido oculto en la cima de la montaña donde me mostro a otros miembros del clan Ryutetsu. Mientras que Mystery Man, curiosamente estaba ahí también, había sido traido por Lizzy Ryutetsu, de las chicas la del carácter mas fuerte. Esta por poco lo consume de no ser por mi y Sasuri.
Hay un detalle que me sorprende un poco, ahora en la noche, poco antes de empezar a escribir, Sasuri me pregunto mi nombre y le respondi con normalidad. Por alguna extraña razón me parecio verle una lagrima fugaz. Se arrancó una escama y con una hebra de su larga bufanda me hizo un peculiar collar como amuleto de protección.
Bueno chicos esto ha sido todo por ahora, mañana me encaminare a otro incierto destino, mientras que Mystery se quedara aquí investigando a los Ryutetsu.
Yuna Out!
LOGRO DEL DIA: Conocer a los Ryutetsu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *